Donde dormir en furgoneta

Dónde dormir en furgoneta

Vivir experiencias a bordo de la furgo, viajar, llegar a lugares que de otra forma no sería tan fácil, ver amanecer desde la cama, dormir escuchando las olas romper. Suena bien, ¿verdad? Pero, ¿y si te dijéramos que no es tan fácil saber dónde dormir en furgoneta?

Verás, hay toda una serie de normativas que giran en torno a dónde puedes y dónde no puedes dormir con furgoneta camper o caravana. De primeras ten cuidado en los meses de más afluencia de público, entre junio y septiembre aproximadamente. Ser furgoneteros en esos meses no está bien visto.

Dónde pernoctar con la furgo

El resto del año, depende de dónde, se puede pernoctar sin miedo a las temibles multas. Por suerte a nosotros no nos ha tocado pagar ninguna, pero cierto es que una vez le llamaron la atención a uno de nuestros amigos. Solo estaba durmiendo con el techo de la furgo levantado.

Eran las 4 de la mañana y dormíamos las dos furgos entre las afueras de una urbanización y un acantilado que daba al mar. ¿Molestábamos a alguien? Evidentemente no, pero despertaron a nuestros amigos y les hicieron bajar el techo. Cierto es que todo quedó ahí, pero entonces comienzas a plantearte muchas cosas.

¿Qué dice la legislación con respecto a dormir en furgoneta?

Hay lugares como áreas de autocaravanas o campings destinados a este uso. Todo lo que se salga de ahí se puede mirar con lupa por los agentes de la seguridad.

Instrucción 08/ V / 74 de la Dirección General de Tráfico, documento de obligado cumplimiento, y en la que dice: “…esta Dirección General de Tráfico considera que mientras un vehículo cualquiera esté correctamente estacionado, sin sobrepasar las marcas viales de delimitación de la zona de estacionamiento, ni la limitación temporal del mismo, si la hubiere, no es relevante el hecho de que sus ocupantes se encuentren en el interior del mismo y la autocaravana no es una excepción, bastando con que la actividad que pueda desarrollarse en su interior no trascienda al exterior mediante el despliegue de elementos que desborden el perímetro del vehículo…”

Ley de costas

Es muy restrictiva en cuanto a la acampada, de hecho está prohibido acampar en las playas. En cuanto a aparcar sí puede hacerse en los lugares destinados a ello pero a la hora de pernoctar no en todas las playas se puede. Hay que tener en cuenta que casi en toda la costa hay numerosos campings y el no utilizarlos se considera una falta.

Aparcamiento Doniños

Por nuestra experiencia, Galicia es una comunidad autónoma “furgofriendly”, es decir, pone muchas facilidades para que podamos dormir junto al mar. Hay amplios parkings con fuentes, baños y duchas. Nosotros hicimos una ruta en verano de 2017 y no tuvimos ningún problema a pesar de que era pleno agosto.

Espacios protegidos

Aquellas zonas declaradas espacio protegido son el “enemigo” de las furgonetas camper y las caravanas. Está prohibida la acampada, y solo se puede aparcar en espacios habilitados para ello.

Parque Natural Las Dunas de Liencres

Uno de los ejemplos que podemos darte es Liencres. La playa de Canallave es un lugar maravilloso, idílico diríamos. Tan maravilloso que está protegido, por supuesto. Se sitúa dentro del Parque Natural de las Dunas de Liencres, con un gran valor natural declarado espacio protegido en 1986. Pernoctar aquí te supone una multa de 500€ y puede llegar hasta 5000€ en caso de que se acampe.

¿Dónde pernoctar con la furgo?

Ya sabemos que no podemos dormir en la playa (salvo excepciones como Galicia o País Vasco) ni en espacios protegidos. Tampoco en ciudades y menos en lugares próximos a un camping. Entonces, ¿para qué tenemos una furgo camper o caravana? Amigo, hay zonas en las que sí podemos pernoctar:

  • Área de autocaravanas. Hay infinidad de estos lugares repartidos a lo largo y lo ancho de nuestro país. Afortunadamente no todas las que hay son de pago (en algunas tienes que pagar para poder arrojar aguas grises). Es más, aunque nosotros viajamos por lo general a zonas de costa, en una de nuestras escapadas de interior dormimos en un área de autocaravanas en Segovia. Estaba muy bien preparada, con espacio para muchas furgos y caravanas y era gratuita.
  • Campings. Es una muy buena opción para despreocuparse. Ahí puedes cambiar el agua, tienes duchas, agua caliente, baños, electricidad, una parcelita para ti… Te olvidas de las multas y los hay repartidos por todo el país a un módico precio.
  • Aparcamientos con otros compañeros de viaje. Algo que solemos hacer nosotros y que hasta ahora nos ha dado resultado, es dormir en aquellos aparcamientos en los que hay otras furgos o caravanas. Si ellos se quedan ahí, será porque no hay problema, ¿no? Para nosotros ha sido durante año y medio, un claro referente.

Furgos y caravanas pernoctando

Otras recomendaciones

Echa un vistazo a zonas tranquilas en pequeños pueblos. Es otra táctica que nos ha sido muy útil hasta la fecha. Imagina que has salido tarde de viaje y el sueño te puede. Son las 2.00h de la mañana y los ojos empiezan a querer cerrarse. Estás en una autopista o una carretera nacional sin hoteles abiertos a esas horas. ¿Qué hacer? A nosotros nos ha ocurrido más de una vez y se pasa realmente mal. Es entonces cuando tiramos del GPS, ponemos visión satélite, y buscamos algún pueblo aledaño a la carretera.

Te aconsejamos que siempre, repetimos, siempre, planifiques el viaje. De esta forma evitarás sustos, malos ratos o contratiempos. Pero también sabemos que, como aventurero furgonetero que eres, adquiriste una furgo o una caravana para poder vivir un poco a tu aire. ¿No es cierto?

Hay muchos foros y aplicaciones para móvil en el que se van haciendo recomendaciones. Se habla de lugares en los que se puede y no se puede dormir en furgoneta basados en la experiencia de otros viajeros furgoneteros. Ante la duda, confiemos en personas que optan por un estilo de vida diferente.

Y tú, alguna vez te has encontrado algún problema por no encontrar dónde dormir en furgoneta? ¿Recomendaciones? ¿Anécdotas? ¡Cuéntanos!

Deja una respuesta, furgonetero.

Introduce aquí tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre