Efecto del sol en las mareas

En la primera parte del artículo te contábamos qué son las mareas, qué tipos de mareas hay y cada cuánto nos las encontramos. Pero la cosa no acaba aquí, ¡continuemos!


“Me queda más claro Furgoneteros, pero… ¿qué hay del Sol? Con lo grande que es, ¿sus fuerzas gravitatorias no nos afectan?”


Efecto del Sol en las mareas

Por supuesto. Las fuerzas de atracción gravitatorias que el Sol ejerce sobre la Tierra también tienen efecto en las mareas. Pero, debido a que la distancia a la que se encuentra es mucho mayor, el efecto no es tan notable como el que ejerce la Luna.

Pero, ¿qué ocurre cuando el Sol, la Luna y la Tierra se alinean?

Habrás oído muchas veces en los telediarios cosas como “… estos días debemos estar muy atentos en las playas porque hoy nos encontramos con mareas vivas…” ¿verdad?. Esos días, habrás podido notar que el nivel del mar sube mucho más que el resto.

Las mareas vivas y mareas muertas

Las fuerzas de atracción de la Luna y del Sol pueden sumarse o contrarrestarse dependiendo de su posición relativa respecto de la Tierra.

Cuando Sol, Luna y Tierra se encuentran alineados, ambas fuerzas de atracción se suman. Es como si la Luna y el Sol se pusieran de acuerdo para atraer las masas oceánicas hacia ellos. Así el nivel del mar aumenta más de lo habitual, teniendo su punto álgido en las fases de Luna Llena. Lo mismo ocurre en las fases de Luna Nueva, aunque con una intensidad menor. Este fenómeno recibe el nombre de mareas vivas.

Por otro lado, cuando la posición relativa de la Luna describe un ángulo recto respecto a la Tierra y el Sol, las fuerzas de atracción se contrarrestan. Esto genera el efecto contrario, que recibe el nombre de mareas muertas. El resultado es que el nivel del mar varía menos de lo habitual entre pleamar y bajamar, coincidiendo con las fases de cuarto creciente y cuarto menguante.

Ahora entenderás por qué sucede este efecto tan sonado que atrae a tantos visitantes a la Playa de las Catedrales. ¡Los informativos nos lo recuerdan año tras año 😉!

Efecto de las mareas

Coeficiente de mareas

Para amantes del mar, y en especial surfoneteros, viene bien conocer qué parámetro mide la amplitud de la marea prevista. El coeficiente de mareas nos indica la diferencia de altura entre las consecutivas pleamares y bajamares de un lugar.

El valor máximo que puede adquirir este coeficiente es 120. Se corresponde con la mayor pleamar o bajamar que pueda darse, excluyendo los efectos de los fenómenos meteorológicos.

Con valores altos de coeficiente, lo que observaremos en las playas es que el punto de marea alta sube más de lo habitual. De la misma manera, el punto de marea baja, baja más de lo habitual.

Por descontado, todo esto que te explicamos tiene gran importancia a la hora de elegir en qué momento irnos al agua a bailar con las olas. Y es que, como bien sabrás, cada spot de surf tiene sus puntos de marea más favorables. Aquí te contamos los detalles de algunas de las playas que solemos visitar.


“Un momento… Que yo veraneo en La Manga y eso que me cuentas me suena a chino. ¿Esto pasa en todas las costas?

Por supuesto, furgoneteros. Toda la superficie oceánica se ve afectada pero no de igual forma. Vamos a intentar explicarlo con un supuesto muy gráfico.


Efecto en mares y océanos

Imaginemos por un momento que la Tierra es una enorme bandeja llena de agua (¡no, no estoy diciendo que la Tierra sea plana! Dije “imaginemos”). Y que cada pleamar o bajamar implica que la bandeja ha sido inclinada levemente hacia un lado u hacia otro.

Al inclinar la bandeja hacia un lado, el agua se desplazaría hacia ese lado. Y al variar la inclinación, volvería a su estado inicial hasta desplazarse al lado contrario.

Asociándolo al mundo oceánico, estaríamos provocando que en unas zonas el agua se acumule y aumente su nivel. Mientras que en otras, el agua se ha vaciado y ha disminuido su nivel.

Ahora, imaginemos que esa bandeja no es diáfana sino que algunas partes dentro de la misma cuentan con ciertas estructuras que actúan de embudo. Esto limita en cierta manera el paso del agua a medida que la bandeja se inclina a un lado u a otro.

Tendríamos como resultado que ante una pleamar, las zonas abiertas han aumentado mucho su nivel de agua. Sin embargo, las zonas tras el embudo apenas han sufrido variaciones.

Por su parte, ante una bajamar, las zonas expuestas han disminuido su nivel de agua, como si se vaciaran, mientras que las zonas tras el embudo no se ven tan alteradas.

Qué ocurre en la costa española

Muy, muy, muy grosso modo, explicamos a continuación lo que ocurre en nuestra costa.

Las playas bañadas por océanos y mares abiertos son proclives a tener grandes variaciones entre mareas. Mientras que las zonas bañadas por mares cerrados, apenas sufren el efecto de las mareas.

Con esto explicaríamos por qué en las playas bañadas por el océano Atlántico y el mar Cantábrico hemos de ser previsores con los puntos de marea. Mientras que en las playas del Mediterráneo, el cambio de un punto de marea a otro hace variar muy poco el nivel del mar. Esto se debe a que el Estrecho de Gibraltar hace de embudo, limitando el efecto de las mareas.

Efectos de las mareas en las sesiones de surf

El coeficiente de mareas es un dato también importante, dado que ante valores altos, las mareas altas/bajas son más acentuadas y por tanto más duraderas. La transición de marea baja a marea alta se realiza más rápido. Por esta razón, a veces, las sesiones de surf en mareas medias se nos pasan tan, tan rápido.

Si quieres estar al día sobre qué características disponen tus spots favoritos, qué servicios disponen sus playas y repasar rápidamente la previsión, visita de vez en cuando nuestra sección de playas. Aquí vamos incluyendo aquellas que conocemos de primera mano.

Esperamos que te resulte de gran ayuda este artículo. Nos dirigimos tanto a los furgoneteros como a los surfoneteros. Y si tienes algún comentario o aportación, ¡no dudes en contactarnos!

 

Deja una respuesta, furgonetero.

Introduce aquí tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre